Para publicar tu opinión editorial, envíanos un correo a noticierodc@gmail.com, comunicándo tu intención de hacerlo, y nosotros te daremos las indicaciones sobre cómo podrás participar.

Muchas Gracias
Suscribirte al NOTICIERO DC
correo

OPINION |CARACTERISTICAS DE LAS DICTADURAS, POR ABEL REYES TELLEZ

La dictadura es una forma de gobierno autocrática, en la cual el poder se concentra en torno a la figura de un solo individuo (dictador),estableciéndose un gobierno de facto (de hecho o non de iure) que controla los poderes del estado y legitima su poder en base al dominio de la fuerza.

Dictadura) es una forma de gobierno en la cual el poder se concentra en torno a la figura de un solo individuo (dictador), generalmente a través de la consolidación de un gobierno de facto, que se caracteriza por una ausencia de división de poderes, una propensión a ejercitar arbitrariamente el mando en beneficio de la minoría que la apoya, la inexistencia de consentimiento alguno por parte de los gobernados y la imposibilidad de que a través de un procedimiento institucionalizado la oposición llegue al poder.”

Aunque muchos dictadores han obtenido el título de Presidente, ciertos sectores opositores a una dictadura suelen considerar que ello tiene como único propósito aparentar una legitimidad que no poseían; por el contrario, los grupos afines consideran que afianza la calidad de legítimo a dicho tipo de gobierno, y en particular, a quienes ejercen el poder del Estado.”

Históricamente, dictadura también hacía referencia a la magistratura extraordinaria de la Antigua república romana.

En una dictadura, los líderes no se renuevan periódicamente por sufragio universal, libre, directo y secreto. De este modo, aunque el dictador alcance el poder en unas elecciones democráticas (como Adolf Hitler en la Alemania nazi) no transcurre mucho tiempo tras la elección antes de que el dictador prohíba todos los partidos políticos (salvo el suyo, si no se trata de una dictadura militar) e imposibilite así posteriores elecciones democráticas. Incluso puede suceder que por razones propagandísticas periódicamente se orquesten desde el poder votaciones manipuladas que otorguen una pátina democrática al gobierno y muestren el fervor popular que suscita entre la población.

La dictadura es la forma de gobierno que se concentra en las manos, o de una sola persona (denominada dictador) o de un grupo de personas afines a una ideología o movimiento, los cuales poseen el poder absoluto, controlando éste los cuatro poderes del estado: el legislativo, el ejecutivo y el judicial. Electoral, Aunque muchos dictadores han obtenido el título de Presidente, ciertos sectores opositores a una dictadura consideran que esto trae el único propósito de aparentar una legitimidad que no poseían, por el contrario, los grupos afines de una dictadura en particular consideran que afianzan la calidad de legítimo a tal tipo de gobierno, y en particular, a quienes posean el poder del Estado. Las dictaduras se caracterizan por ostentar poderes extraordinarios, a menudo no constitucionales, o de facto, Que es una dictadura? Es una forma de gobierno que se basa en deseos propios de una sola persona o de un reducido grupo de personas que, lógicamente, rinden “pleitesía” a un gobernante. A esta persona se la llama dictador/ra.

¿Cuales son las características para identificarla? Es simple. La vas a reconocer, cuando el gobierno de tu país te obligue a realizar actos o acciones que no estén de acuerdo con tu ideología. Cuando debas beber y comer lo que el dictador decida que debes beber y comer. Sobre los derechos humanos violentados en cualquier dictadura, diríamos que el derecho a la libertad, el derecho al sufragio o voto, derecho a la libre expresión, derecho a la participación política, en casos de toque de queda se violenta el derecho al tránsito y depende de la gravedad del asunto se violentaría el derecho fundamental a la vida! Las Naciones Unidas tienen el compromiso de apoyar, fomentar y proteger los derechos humanos de todas las personas. Este compromiso tiene su origen en la Carta de las Naciones Unidas, que reafirma la fe de los pueblos del mundo en los derechos humanos fundamentales y en la dignidad y el valor de la persona humana.

Hace cuarenta dos años, un joven coronel libio, de nombre Muamar Gadafi, derrocó a la monarquía pro Occidental de su país, e instauró, en su lugar, una férrea dictadura basada en el Islam y el socialismo. Por años su radicalización  le costó el aislamiento del mundo; la nacionalización de sus empresas de hidrocarburos y la expulsión de militares europeos y norteamericanos le significaron muchos enemigos, y su cercanía con sectores radicales del Islam lo convirtieron en candidato a ser parte del “eje del mal”.

La Revolución Árabe Egenplo el dictado Gadafi se instaló en Libia. Y aquí ha adquirido su rostro más violento. El gobierno de Gadafi ha desatado una masacre que muestra a los pueblos del mundo el horror de que son capaces los dictadores sumisos o no al imperialismo. Los bombardeos aéreos de manifestantes en la segunda ciudad más importante de Libia y el fuego recorriendo Trípoli, la capital, son testigos de esta masacre.

Lo que está sucediendo en Libia es una sublevación popular en toda la línea. Una insurrección contra una dictadura que está probando que es sangrienta. La división en diferentes tribus, unas aliadas y otras supuestamente enemigas de Gadafi, Está en curso una insurrección en toda la línea, pero como sea que concluya este capítulo de la Revolución Democrática en Libia, no será con un sector del viejo régimen tratando de imponer una salida ordenada.

No quedará piedra sobre piedra de ese régimen ni de su vetusto dictador. Marea Socialista se pronuncia categóricamente en solidaridad con el pueblo Libio y el pueblo árabe que lucha por conquistar libertad y democracia. Debajo del manto de mentiras o falsas interpretaciones interesadas está la realidad de un pueblo sojuzgado por casi medio siglo.

Las transformaciones democráticas que piden los pueblos árabes no son solo el derecho al voto. Está también y sobre todo, la necesidad de una vida digna. Trabajo, nivel de vida, y perspectiva de un futuro negado por esos dictadores y sus regímenes. Los pueblos, las masas de esa región del mundo han encontrado el camino de la lucha para lograr lo que quieren. Ese fantasma recorre todos los continentes. Y en su lucha han abierto las puertas a la revolución internacional contra el capitalismo y sus regímenes de opresión y miseria. Gadafi amenazó el viernes con abrir los arsenales y armar a sus seguidores. Ayer, los aterrados habitantes de Trípoli pudieron comprobar en las calles de la capital cómo se cumplían las amenazas del Dictador. Pero la alarmante imagen de civiles armados patrullando Trípoli refleja también cuán sólo y asilado se encuentra ya el dictador, que apenas controla un 15 por ciento del país. Mientras, la presión internacional se incrementa sobre un régimen que tiene las horas contadas.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunía de urgencia para debatir la imposición de sanciones sobre Libia, donde las naciones debatieron un embargo de armas y la solicitud a la Corte Penal Internacional para que investigue los posibles crímenes cometidos por el régimen durante la represión de las protestas.
Sin embargo, según las informaciones que llegaban ayer de testigos en Trípoli, es muy posible que, para cuando la comunidad internacional se ponga de acuerdo para actuar contra Gadafi, el régimen se haya desmoronado por la presión de los libios, varios barrios de la capital volvieron a ser testigos de enfrentamientos entre opositores y fuerzas leales al ‘guía de la revolución’

La vejez. Los Gobiernos también envejecen. Ver y oír a Hosni Mubarak pronunciando discursos totalmente desconectados de lo que estaba pasando en las calles de su país es el más reciente ejemplo de una dictadura aislada de su pueblo y del mundo, lenta en reaccionar y que, a pesar de sus costosos servicios de inteligencia, estaba patéticamente mal informada. Hay dictaduras que fallecen por “viejas” no solo debido a la avanzada edad o a la muerte de sus líderes, sino por la esclerosis de sus vetustas estructuras de gobierno.

- La pelea por el botín. A veces la caída de un régimen se produce por peleas entre las élites en el poder y no entre el pueblo y su Gobierno. Las dictaduras habitan en un ecosistema de privilegios, alianzas y codependencias con los más variados actores: los militares, líderes regionales, grupos económicos y políticos, medios de comunicación, líderes religiosos, aliados extranjeros, etcétera. A veces este delicado equilibrio de poderes se rompe, desencadenando enfrentamientos que pueden llevar al fin del régimen. Algo de esto pasó recientemente en Túnez.

- Errores mortales. Las autocracias pocas veces pagan altos precios por sus equivocaciones. Esto, en combinación con la propensión de los dictadores a rodearse de ayudantes que temen criticarlos o expresar desacuerdos, crea un ambiente donde los errores son frecuentes. Y alguno puede llegar a acabar con el régimen. Sadam Husein es un buen ejemplo de esto.

La humanidad ha experimentado con gobiernos durante miles de años. Se ha probado prácticamente toda forma imaginable de gobierno: la monarquía, la democracia, el socialismo, el comunismo, el nazismo, el fascismo, la gobernación eclesiástica, la gobernación militar, el sistema feudal y otros.Pero ya ha pasado el tiempo de experimentar. Aunque se puede admitir que cada uno de los gobiernos políticos puede tener ciertas características deseables, ¿cuál de ellos no se malogra totalmente en otros aspectos que son precisamente de igual o más importancia?.
Hablando con franqueza de ello, los esfuerzos para conseguir la cooperación internacional han naufragado en las rocas.

¿No debieran los hechos de la historia decir algo en cuanto a los gobiernos de hechura humana a la persona pensadora? ¿No ha resultado cierto, lo q dijo un profeta en la Biblia, que “el hombre gobierna al hombre para mal suyo?..

En el caso de gobierno, existe una alternativa. Es medicina amarga solo para los que insisten en hacer las cosas a su manera.

 

ABEL REYES TELLEZ

PRESIDENTE NACIONAL

PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE. PSC.

TEOLOGO ESCRITOR CRISTIANO